LADY PERCY in «König Heinrich IV.»

    Bewertung: 5 / 5

    Stern aktivStern aktivStern aktivStern aktivStern aktiv
     

    Parte I, Acto II, Escena VI 

    Lady Percy y Hotspur. 

    Buch kaufen

    LADY PERCY: 
    Dueño mío, ¿por qué tan solitario?
    ¿Qué ofensa cometí, que ha dos semanas
    Que no comparto el lecho de mi Enrique?
    Dime, querido dueño, ¿qué motivo
    Te quita el apetito, la alegría
    Y el sueño inapreciable? ¿Por qué causa
    Fijos tienes los ojos en el suelo,
    Y cuando solo estás, tan a menudo,
    Sobresaltado, de tu asiento saltas?
    ¿Por qué tu rostro pierde su frescura,
    Y de mi amor entregas los tesoros
    Á. ceñudas ideas, mis derechos
    Á una melancolía que maldigo?
    Guardando yo tus sueños transitorios
    Te oí reseñas de empeñadas luchas
    Murmurar entre dientes, que gritabas
    Al animar a tu corcel brioso,
    Que «¡valor!», «¡adelante!» repetías,
    Que hablabas de trincheras y de tiendas,
    Parapetos, salidas, retiradas,
    Palizadas, fortines y cañones,
    Culebrinas y obuses. de rescates
    De prisioneros. de soldados muertos
    Y de todo lo anejo a fiera lucha.
    De tal modo tu espíritu ha bregado,
    De tal modo en tus sueños te agitaste,
    Que gotas de sudor sobre tu frente
    Corrían semejando á las burbujas
    De arroyo ha poco tiempo removido.
    Extrañas expresiones en tu rostro
    Se han ostentado, tales cual ocurren
    Cuando queda el aliento retenido
    Al recibo de orden perentoria.
    ¿Esto qué significa? Grande empresa
    Entre manos tener debe mi dueño,
    Y yo lo he de saber o no me amas.

    PDF-Datei: 29,95 € 23,95 €


    Weitere Formate auf Amazon & Play:
    Taschenbuch / Kindle: 39,95 €
    Google eBook: 29,95 €


    UNSERE BÜCHER ALS PDF-DATEI


    AUSWAHL

    AUF DER BÜHNE © 2024
    BUCH ALS PDF-DATEI

    Toggle Bar