AIGISTHOS in «Die Orestie: Agamemnon»

    Bewertung: 5 / 5

    Stern aktivStern aktivStern aktivStern aktivStern aktiv
     

    500+ Monologe als PDF-Datei



    Acto V 

    Egisto solo. 

    Buch kaufen

    EGISTO: iOh alegre luz del día de la venganza! lAhora ya puedo decir que hay dioses vengadores que desde lo alto echan una mirada acá, a la tierra, sobre los crímenes de los mortales! Ahora, que estoy viendo a este hombre. ¡brinco de mis ojos!, tendido y envuelto en ese manto, que tejieron las Erinias en pago de las maquinaciones que urdió la mano de su padre. Su padre Atreo, el rey de esta tierra, el que desterró de su casa y de su patria a Tiestes, a mi padre; y para decirlo más claro aún, a su propio hermano, después de disputarle el imperio. Un día el infeliz Tiestes vuelve a su hogar, póstrase suplicante, y se le da seguro de la vida y de que su muerte no ha de ensangrentar el suelo de sus antepasados. Allí fue. (Señalando donde yace Agamenón.) El padre de ese hombre, el impío Atreo, con más diligencias que amor, finge entonces que, regocijado, quiere dar un día de festín en honor de su huésped, y por todo manjar preséntale a mi padre la carne de sus hijos. Siéntanse a sendas mesas los convidados. Atreo, puesto a la cabecera de la estancia, hace menudos trozos los dedos de los pies y manos infantiles, y manda a ofrecer los desfigurados despojos a mi padre, el cual, luego al punto los toma, y sin conocerlos, come de aquel plato, que ya ves que había de ser mortal para esta raza. Comprende él por fin la inicua maldad; lanza un ¡ay! lastimero, y cae en tierra vomitando la sangrienta vianda y llamando sobre los Pelópidas los más fieros rigores del destino. En su furor derriba con el pie la mesa del festín y pide con justa maldiciones que así perezca la raza entera de Plisthénes. He aquí por qué veis muerto a ese hombre. Yo he sido el justiciero maquinador de su muerte; yo, el tercer hijo de mi desventurado padre, que junto con él, fui arrojado de aquí, en mantillas aún. Me hice hombre, y la justicia me volvió a traer. Bien que ausente a la sazón que ese hombre moría, yo he sido quien me he apoderado de él; yo, el zurcidor de toda la trama. ¡La muerte misma sería para mí hermosa después que le he visto cogido en la red de mi venganza!

    PDF-Datei: 29,95 € 23,95 €


    Weitere Formate auf Amazon & Play:
    Taschenbuch / Kindle: 39,95 €
    Google eBook: 29,95 €


    UNSERE BÜCHER ALS PDF-DATEI


    AUSWAHL

    AUF DER BÜHNE © 2023
    BUCH ALS PDF-DATEI

    Toggle Bar
    X

    Right Click

    No right click